jueves, 20 de febrero de 2014

Proyección del documental: LOS E.U.A. CONTRA JOHN LENNON, 24 de Febrero



Otro Cine Querétaro

Invita a ver el documental

Los E.U. Vs John Lennon
David Leaf & John Scheinfeld, 2006

Lunes 24 de Febrero
6:00 de la tarde
Entrada libre

Museo de la Ciudad, Querétaro
Guerrero 27, Centro Histórico

Eran tiempos de guerra enunciados desde el poderío estadounidense y las letras de las canciones de Lennon hablaban de la irrenunciable lucha por la paz para hacer la revolución; eran tiempos de fragmentación entre los seres humanos y el ritmo de sus canciones invitaba a estar juntos, a abrazar y gozar de la comunidad a la que se pertenecía y de otras más; eran tiempos en los que la medida impuesta desde el poder era la del dinero y esa música que provocaba el baile, el aplauso y el grito colectivo dejaba claro que la medida entre los seres humanos tendría que ser la paz, el respeto y el amor.

La música de Jonh Lennon es un encuentro con lo irreductible, es decir con aquello que no podemos resumir, reducir, estrechar, disminuir, aminorar, ceñir o simplificar, también es irreductible porque no puede estar sujeto a la obediencia impuesta.

Otro Jonh, Jonh Berger, dijo lúcidamente: “No puedo decirte lo que el arte hace y cómo lo hace, pero sé que el arte con frecuencia enjuicia a los jueces, clama venganza para el inocente y proyecta hacia el futuro lo que el pasado ha sufrido, de modo que no sea jamás olvidado. Sé también que el poderoso teme al arte, en cualquiera de sus formas, cuando hace esto, y este arte a veces corre como un rumor y una leyenda entre la gente porque le da sentido a lo que la brutalidad de la vida no puede, un sentido que nos unifica, porque al final es inseparable de la justicia. El arte, cuando funciona así, se convierte en el lugar de encuentro de lo invisible, de lo irreductible, lo perdurable, el valor y el honor”.

Con el documental Los E.U. vs John Lennon, veremos que efectivamente la música de Lennon comenzó a correr como rumor que enjuiciaba y señalaba a los poderosos, como una voz colectiva que pedía una oportunidad para la paz y como una leyenda que unificaba a aquellos que clamaban por la justicia.

 Al poder enjuiciado le da miedo lo que puede generar una letra, un ritmo y una melodía que lo ponga en peligro, entonces luchará por exterminarlo; sin embargo, este arte, el que nos encuentra con lo irreductible, nos pertenece a todos y difícil es silenciarlo, ejemplo de ello es que la muerte de Lennon no significó la muerte del juicio a los operadores de la guerra o el fin del sueño colectivo por hacer de este otro mundo.

¡VIVAN LAS COMUNIDADES AUTONOMAS ZAPATISTAS!

¡PRESOS POLITICOS, LIBERTAD!

¡ALTO A LAS AGRESIONES A COMUNIDADES ZAPATISTAS!

¡VIVA EL EZLN!

No hay comentarios.:

Itinerario de La Extemporánea