Programa del Conversatorio “Miradas, escuchas, palabras: ¿prohibido pensar?”

Programa del Conversatorio

“Miradas, escuchas, palabras: ¿prohibido pensar?”
I

Exposiciones de Cartel y Fotografía.

Del 15 al 25 de abril del 2018, en las instalaciones del CIDECI-UniTierra, de San Cristóbal de Las Casas, Chiapas, México.

Imágenes de la esperanza.

El arte del cartel en la campaña de Marichuy.
Curaduría de Alejandro Magallanes

Ausencias y presencias

Mujeres desaparecidas, mujeres en dignidad rebelde
Fotografías de Maya Goded y Graciela Iturbide

II

Concierto Musiquero.

Domingo 15 abril, desde las 1600 horas, en el CIDECI-UniTierra.

Programa aparte.

III

Sesiones del Conversatorio:

Lunes 16 de abril, a partir de las 1600 horas:

Marichuy Patricio Martínez.

Mercedes Olivera.

Márgara Millán.

Sylvia Marcos.

Martes 17 abril, a partir de las 1600 horas:

Carlos Aguirre Rojas.

Alicia Castellanos.

Gilberto López y Rivas.

Alejandro Grimson.

Miércoles 18 abril, a partir de las 1600 horas:

Cine y documental:

Tobías. Dirige Francisca Dacosta, con presentación de la directora.

Somos Lengua.  Dirige Kyzza Terrazas, con presentación del director.

La libertad de diablo.  Dirige Everardo González, con presentación del director.

Jueves 19 abril, a partir de las 1600 hrs:

Fernanda Navarro.

Lupita Vázquez Luna.

Erika Bárcena Arévalo.

Jaime Martínez Luna.

Carlos López Beltrán.

Viernes 20 abril, a partir de las 1600 horas:

Jorge Alonso.

Carlos Mendoza.

Jacobo Dayán.

Mónica Meltis.

Irene Tello Arista.

Sábado 21 abril en la mañana, a partir de las 1000 horas:

Daniela Rea.

Marcela Turati.

Javier Risco.

Emilio Lezama.

Luis Hernández Navarro.

Sábado 21 abril en la tarde, a partir de las 1600 horas:

Marichuy Patricio Martínez.

Mardonio Carvallo.

Carlos González.

Adolfo Gilly.

Juan Carlos Rulfo.

Juan Villoro.

Pablo González Casanova.

Domingo 22 abril en la mañana, a partir de las 1000 horas:

Bertha Navarro.

Ximena Antillón, Mariana Mora y Edith Escareño.

Mauricio González González.

John Gibler.

Domingo 22 abril, a partir de las 1600 horas:

Juan Carlos Rulfo.

Paul Theroux.

Cristina Rivera-Garza.

Abraham Cruzvillegas y Gabriela Jáuregui.

Enrique Serna.

Lunes 23 abril, a partir de las 1600 horas:

Sergio Rodríguez Lascano.

Magda Gómez.

Bárbara Zamora.

Rafael Castañeda.

Martes 24 abril, a partir de las 1600 horas:

Natalia Beristáin.

Néstor Quiñones.

Daniel Giménez Cacho.

Yásnaya Aguilar Gil.

Miércoles 25 abril, a partir de las 1600 horas:

Red de Apoyo al CIG-Vocera / Colectivo Chiapas.

Red de Apoyo al CIG-Vocera / Colectivos Mesa de Bellas Artes.

Raúl Romero.

Pablo González Casanova.

Clausura del Conversatorio.

Equipo de Apoyo.
Abril del 2018. 

Programa del Concierto Musiquero del domingo 15 de abril

Programa del Concierto Musiquero del domingo 15 de abril

Domingo 15 abril, a partir de la hora que se pueda, ¿a las 1600 está bien?, sale y vale, a las 1600 horas, en el CIDECI-UniTierra:

¡Gran Concierto Musical!

(oh, bueno pues, ¡Mediano Concierto Musical!
¿Tampoco?  Bueno, “¡Concierto Musical a Secas!”, ¿ah verdad?)

Batalla Campal Musiquera

(batidillo musiquero –ni idea de qué resulte-, o sea que será algo así como los tacos campechanos con harrrrrrrta salsa.  Ojo: el antiácido va por su cuenta).

“Falta lo que Falta”

(o sea la paga, ésa siempre falta)

/porque viera que hay, oiga usted, joven, caballero, damita, ´onde quiera se consiguen, ya no digamos en blanco y negro, hasta fotocopias a color; impresiones en 3D de credenciales del INE –no, el photoshop se cobra aparte-; firmas con el DNA incluido; encuestas al gusto del que pague; un padrón electoral a modo; dos figuritas de acción, ¡edición limitada!, de Lorenzo Córdova y Ciro Murayama, para la casa, la oficina, oiga usted, para la dama, el caballero, la señorita, el niño, la niña, para regalo, presente u obsequio, llévelas –opcional: dos máscaras de los susodichos y una calcomanía con la leyenda “Yo en el INE sí confío” y otra que dice “Nah, ni madres”, para el carnaval de abril a julio-; boletas electorales ya con la elección de su preferencia (ah, ¿ésas ya las tienen? Mta, ¿no les digo?, si falta como quien dice “prospectiva” empresarial); más de un millón de followers para la red social más cercana a su esmarfon; hay para todos los presupuestos… bueno, no para todos, ni modos…/

¡Lucharaaaan a dos de tres desafinadas, sin límite de tiempo!

(o sea hasta que el maistro de la ceremoña se canse de preguntar “¿ya se cansaron? ¡no se oye! ¿ya se cansaron?  ¡que no se oye!… mta, tras que ya tod@s se fueron a dormir y uno aquí con “recibamos-con-un-fuerte-aplauso-esta-bonita-melodía-que-lleva-por-título…”).

  ¡Desde los sótanos musicales de México esquina con el mundo planetario…!

  /¿Eh? ¿no sabe dónde mero queda eso? Mire, le digo: como que se va usted así como ladeando, no mucho, ya ve que luego malhablan, sí, que si usted, que por qué se agacha y se va de lado, que esto, que lo otro, eso.  Entonces ya ahí topa usted con un semáforo que siempre está en rojo, pero usted, nada de que nada, resistencia y rebeldía, se lo pasa.  Bueno, ora sí métale velocidad a la chancla porque ya lo persigue la tira, y no es para pedirle su firma.  Tons, ahí nomás como que usted hace como que va pa´llá pero ni mais palomas, tras que una vuelta cerrada, eso, que rechine la llanta del huarache, mero donde está el muro ése.  ¿Qué?, bueno pues, si ya le anda, fírmele pues al muro, pero avise “¡ahí va el agua de riñón!”.  Órales, apúrese porque ya viene la autoridad y usted ya violó todas las leyes, ya nomás le falta la de gravedad, así que brínquele.  Ya, ahí nomacito ya es.

 ¿Vio que fácil?  Y sin GPS, ni banda más ancha que su cintura, oiga, ni nada de eso.  El puro filin mi buen, el sentimiento pues, la vibra, la a-r-m-o-n-í-a con el universo, el todo pues.  Órales vamos pues a bailar, ¡pista!… Y uno, y dos, y tres, y vuelta, y repite…  Nah, ¿cómo de que vals?  No, ¡que venga la polka!  ¿Eh?  ¿No hay polka?  Mta, pues por eso no se acabalaron las firmas, oiga.  Ya pues, si yo nomás decía, ¿no que pidieron el análisis y la valoración?  Para la otra pongan polkas y van a ver que hasta la calderona se las va a pedir prestadas… las firmas pues.  Oh, ¿no le digo? si luego luego delata usted su procedencia, su falta de alcurnia, de pedigrí, de árbol genealógico.  ¡Y que siga el taconazo!  ¡Haiga cosa!  ¡Ajúa! /

¡Se presentaaaan!

Patrulla Roja/Chulel Colectivo.  Musiqueros chidos.  Hip-hop.

Bossanónimas y una pizca de Psiqueson.  Musiquer@s.  Música latinoamericana y Sones.

Batallones Femeninos.  Musiqueras feministas.  Rap, hip-hop, o como se diga.

Filosoflow.  Musiquero decolonial.  Hip-hop ídem.

The People.  Musiquer@s dj´s.  Electrónica consciente.

Mexican Sound System y/o Mexican Salsa Brava. Musiquero. Reagge, hip-hop, dub, y/o salsa (brava, dice). ¿Eh? No, uno de los dos… que no se puede los dos porque se le desconfigura la marinola ésa y luego pues ni una ni otra.  No, no se va a votar.

Además, en exclusiva, desde las montañas del sureste mexicano,

 ¡Del Nightmare Team musical del zapatismo!, se presentaaaan:

Resistencia y Dignidad (o Dignidad y Resistencia, el orden de los factores no altera la tonelada).  Desde el caracol de Oventik. Musiqueras zapatistas. Toneladas zapatistas.

Los Originales de San Andrés.  Musiqueros zapatistas.  Desde el caracol de Oventik. Corridos, rancheras, baladas, cumbias bajo protesta (no les gusta tocarlas, pero si la banda pide, pues ni modos).

Instrumentos Autónomos Electrónicos (sí, así se autodenominan).  Musiqueros zapatistas.  Desde el caracol de La Garrucha.  ¿Género musical? “Autónomo electrónico” (me cai que así me dijeron).  Oyes, ¿pero no son los compas que tocan con un tambo, latas, ollas y cubetas?… ¿sí?… ¿y lo “electrónico” de dónde?, si ahí ni hay energía eléctrica… ¿qué? ¿latas con transistores?  Mta magre, ya de plano.

Mariachi Grupo Jóvenes Rebeldes.  Musiquer@s zapatistas.  Desde el caracol de Roberto Barrios.  Corridos, rancheras y…¿rap?… ¡¿con mariachi?!  ¿En serio?  Ah, es hip-hop… pues pior tantito, oigan.

L@s Seguidor@s de la lucha. Musiquer@s zapatistas. Desde el caracol de La Realidad.  Corridos, rancheras… y ¡¿cumbias?! (¿no les digo? muy otro todo).

Las Nuevas Aprendedoras de la Selva.  Musiqueras zapatistas.  Desde el caracol de La Garrucha.  Cumbias.  ¡Y que se oiga el chiflido de las compañeras!  Oh, ya pues.

Mariachi Resistencia.  Musiquer@s zapatistas.  Desde el caracol de Morelia. Corridos de autonomía y… ¿canciones para bailar?  No, no voy a poner que tocan animoso… bueno pues, ahí está.  Ya. 

FinaleFortíssimo:

  Cuando parece que ya terminó, y antes de que cada quien al cantón, oiga, a la calle, al campo, al jale, a la chinga, a darle mi buen que la papa no se cosecha sola: tooooodas las músicas al mismo tiempo.  Sí, la banda sonora de la etapa que sigue.  ¿Qué?  ¿Se va a escuchar muy gacho de a tiro?  Ah, pero sólo al principio, ya luego cada quien va agarrando como quien dice “il tempo”, el modo, la tonelada pues, y entonces sí…

  ¿Qué?  Ah, ¿ha visto usted alguna vez la lluvia caer en un día soleado?   Bueno, ¿ve ese archipiélago que se adivina por entre la tormenta, allá a lo lejos, brillando bajo el agua?  Más allá.  ¿Cómo de qué no mira?  Fíjese bien.  Ahí está.

  Eso, compa, somos ustedes.

Desde las montañas del Sureste Mexicano.

El SupGaleano

practicando el Durito´s Break Dance en modo “allegro moderato entrando a fortíssimo pero no muy todavía”, mientras en la grabadorita, Creedence Clearwater Revival, feat Juan Gabriel, se arrancan con “Have you ever seen the rain”, porque, ya lo dijo el Piporro, no sólo de polkas vive el ser humano, también hay otras músicas y… ¡no! ¿cómo que cantos gregorianos?  No, ¡rock and roll raza!… ¡Que suenen la marimba, la guitarra y el teclado!  ¡Órales tú, el del guitarrón, no estés pintando violines!, ¡la trompeta!, ¡arránquense con una diana con chin chin!  ¡Eso!  Si hasta parece que saben lo que hacen, oiga usted.  Ora sí, háganse a un lado, no los vaya yo a salpicar, ¡pista! (…)  Ah, ¿no era mambo?, ¿no les digo?  ¡Que venga la polka entonces!… Suénenle con fe al bailazo, agarre bailadora, agárrela del brazo; rodéllele la cintura, saque polvareda con el taconazo… Ya pues… ¡Ora raza!…  Si acaso fui yo, fue aquel…  ¡Ji jiñor!… No, si ya, tranquilo, aquí nomás… ¡y no te arrugues cuero viejo que te quiero pa´ tambor!…  No, si yo callado, acaso estoy pensando nada… ¡Ajúa!

México, abril del 2018.