jueves, 8 de septiembre de 2011

Tribu Yaqui en la Desobediencia Civil Pacifica

Estamos en la Desobediencia Civil Pacífica

En la Asamblea Plenaria que realizamos el pasado domingo 4 de septiembre, convocada por las Autoridades Tradicionales de los Pueblos de Vícam y Potam, acompañados por los hermanos Mayos y Guarijíos, y con el respaldo del Movimiento Ciudadano por el Agua, tuvimos la oportunidad de reconfirmarnos en la convicción de continuar con las acciones de desobediencia civil pacífica, para exigir que el Gobierno del Estado acate las disposiciones del Poder Judicial de la Federación, y suspenda la construcción del acueducto con el que pretende desviar las aguas del Río Yaqui a la Ciudad de Hermosillo.

El sentimiento primero de nuestros mayores, vive en cada uno de nosotros. Ese es el espíritu que nos habla y nos enseña que fuimos consagrados en la defensa de nuestra agua y de nuestra tierra. Ellos nos dicen, que si perdemos el agua, perdemos la tierra, y luego seremos dispersados para finalmente desaparecer. Ahora, como siempre, luchamos por nuestro derecho más elemental: el derecho a existir como seres humanos y como Yaquis.

En los momentos de mayor tensión, cuando estamos siendo hostigados y amenazados por el Gobierno de Guillermo Padrés, los yaquis escuchamos la voz serena y firme de nuestros antepasados. Ellos nos dan calma y nos indican el camino. Escuchamos a Aniabalutek, a Camaro, a Juan Ignacio Jusacamea (alias el Muni), Bernabelillo; oímos la voz fuerte de José María Leyva Cajeme y de Juan Maldonado (alias Tetabiate). También nos hablan Luís Matuz y Luis Molina Rubio (alias Luís Pelón); se comunica con nosotros Babis Jomo, We e masoleo, Calixto Ayamea, Ramón León y Juan María León; platicamos con Sibalaume Antonio Jowoki, con Dolores Islas, con Juan Kut Kut y con Lola Kut Kut. Nos aconsejan Juan Bantea, Juan Ignacio Mori, Luís Bule, Dolores Matuz y Sebastián González.

La voz de ellos, se acompaña del coro de los hombres, los ancianos, las mujeres y niños que, como héroes anónimos, cayeron sobre las piedras y las espinas cubiertos ahora por el manto del tiempo. Ellos nos ordenan que defendamos el agua y el territorio, que defendamos nuestro futuro y nuestra propia existencia. Si lo hacemos, ellos siempre vivirán.

La Autonomía y la Autodeterminación son Principios Irrenunciables

Nunca Más Un México sin Nosotros

Vícam, Sonora, 6 de septiembre de 2011

No hay comentarios.:

Itinerario de La Extemporánea